sábado, 22 de mayo de 2010

Cuando comenzamos a blusear. Los Nietos de la Abuela


Todos entraron en un escenario sin luces, el silencio del público era perturbador. El vocalista colocó en el suelo un pequeño baúl que contenía un acordeón. Blues con acordeón, ¿sería este el comienzo del vallenato blues?

Un blues comenzó a sonar; suave, puro. La voz era indudablemente influenciada por Robi Draco Rosa. Era curioso imaginarse a Draco haciendo blues. Un duelo de guitarras en medio de la canción surgió, un duelo sencillo pero entre guitarrista y el vocal se divirtieron a más no poder.

Eran músicos sencillos y nobles. Tenían una inocencia en el escenario que contrastaba con la fuerza que las demás bandas has mostrado en esta misma tarima. Pensé en un recital de una academia de música y me embargo un sentimiento de paternalismo.

Tocaron uno de los temas insignias del Blues, Thrill is gone, hasta ahora el tema mas tocado por la bandas. En medio del tema, entro una joven saxofonista desde el fondo del público al escenario. Un sombrero con una pluma adornaba su joven cabeza y acompaño a los Nietos en este tema. Era una saxofonista sutil, sin solos espectaculares. Era un saxofón tranquilo lo que encajo perfectamente con el resto de la banda.

Esta vez el sombrero era para el pianista que hizo alardes de su capacidad multinstrumentativa al tocar la trompeta en el nuevo tema de la banda, que estreno esa noche.

En el sexto tema el público se veía cansado. Uno de los peligros del blues, es que al no saber combinarlo puede volverse monótono para un oído no educado ni apasionado por este género. Sin embargo, Los Nietos, se encargaron de despertar a los apasionados con temas de mayor dinamismo y molestaron a uno que otro adulto mayor con un fuerte rockabilly.

La guitarra del vocalista tuvo problemas de afinación durante casi todo el concierto, pero hay que resaltar que esta frustrante situación para cualquier músico, no evito que diera todo de si en el escenario.

El concierto terminó con un “jazz swing” bastante bueno que hizo al público pedirla nuevamente. La monotonía del blues básico se olvido en esos momentos y la gente salió con una agradable sensación. Los Nietos de la Abuela son una buena banda con principios de un sonido propio y mucho potencial por delante si lo saben aprovechar.

No hay comentarios: